Suscríbete RSS

Deja tu Email
Tu salud es importante.
Tu estilo de vida puede ayudarte a mejorar tu salud
y a prevenir enfermedades.
NUEVO ESTILO DE VIDA
Servicios profesionales.
Para alcanzar
tus objetivos de salud.
NUEVO ESTILO DE VIDA
Tienda online.
Realiza tu compra en cualquier lugar
y disfruta de productos saludables.
NUEVO ESTILO DE VIDA
Recetas vegetarianas.
Aprende a elaborar y disfrutar
de recetas vegetarianas saludables.
NUEVO ESTILO DE VIDA

miércoles, 10 de agosto de 2016

El tomate

Nuevo Estilo de Vida
El tomate es la fruta en baya de la tomatera, planta herbácea de la familia de las Solanáceas. Después de la patata, el tomate es la planta más extendida y cultivada por todo el mundo de esta familia.

Un poco de historia

Fueron los exploradores españoles quienes la introdujeron por primera vez en Europa desde Perú y México en el siglo XVI, aunque tuvieron que pasar más de doscientos años para que el tomate empezara a ser aceptado en Francia, Alemania y norte de Europa. Sin embargo, fue mucho mejor recibido en los países del sur de Europa hasta el punto de que hoy es un elemento insustituible de la dieta mediterránea.

En nuestros días, el tomate ha sido redescubierto por los especialistas en nutrición. Se ha comprobado su acción preventiva sobre ciertos tipos de cáncer, especialmente el de próstata, y también sus efectos sobre otros trastornos.

Composición

Aunque el componente mayoritario del tomate es agua (casi el 94% de su peso), contiene una pequeña cantidad de hidratos de carbono (3,54%), principalmente glucosa y fructosa, proteínas (0,85%) y grasas (0,33%).

Sin embargo, el valor nutritivo y dietoterápico del tomate reside en su riqueza vitamínica y mineral, así como en otras sustancias:

  • Vitaminas: La más abundante es la vitamina C, B1, B2, B6, niacina, folatos y provitamina A.
  • Minerales: Potasio, hierro, magnesio y fósforo.
  • Fibra: Contienen una pequeña cantidad (1,1%) de fibra de tipo soluble, que se encuentra en la pulpa y especialmente en la sustancia mucilaginosa que rodea las semillas.
  • Ácidos orgánicos: Especialmente el ácido málico y oxálico. A medida que madura el tomate, disminuye su concentración de ácidos y aumenta la de azúcares. A pesar de sus ácidos, le ocurre como al limón, produce un efecto contrario, es decir, una alcalinización en la sangre, en los tejidos orgánicos y en la orina. Esto se debe a que contienen muchas más sustancias de reacción alcalina (sales minerales) que ácida.
  • Licopeno: Es el pigmento vegetal perteneciente al grupo de los carotenoides, que confiere al tomate su típico color rojo. El tomate rojo es más rico en licopeno que la variedad de tomate de color verde. Según estudios, el licopeno se encuentra presente en la sangre humana, en los testículos, en la próstata y en las glándulas suprarrenales. Además ejerce una intensa acción antioxidante, impidiendo el deterioro que los radicales libres producen en las células del ADN. Interviene en los mecanismos de crecimiento celular. En ausencia de licopeno, las células crecen más desordenadamente. Según investigaciones, el licopeno proveniente del tomate hervido o frito con aceite se absorbe mucho mejor que el del tomate crudo. Por tanto, el tomate cocinado o en salsa son más efectivos que el crudo como fuente de licopeno.

Indicaciones

Como resultado de su composición, el consumo del tomate está especialmente indicado en los siguientes casos:
  • Afecciones prostáticas: Diversos estudios han mostrado que los hombres que consumen habitualmente tomate fresco, en salsa o en zumo presentan un riesgo mucho menor de padecer cáncer de próstata. Por tanto, el consumo habitual de tomate favorece el buen funcionamiento de la próstata en general, además de evitar la degeneración cancerosa de sus células, y reduce el crecimiento excesivo de esta glándula (hiperplasia benigna de próstata) tan frecuente en hombres a partir de los 50 años.
  • Depurativo: El tomate es un gran alcalinizados de la sangre, con lo que neutraliza y facilita la eliminación de los residuos metabólicos que en su mayor parte son de naturaleza ácida. Además es diurético. Su uso habitual es muy recomendable para "limpiar" la sangre en caso de gota (exceso de ácido único), insuficiencia renal con aumento de urea en sangre, o intoxicación crónica por una alimentación rica en carnes y proteínas de origen animal.
  • Depresión inmunitaria: O disminución de las defensas. Por su riqueza en vitaminas y minerales, y sobre todo en carotenoides antioxidantes (licopeno y beta-caroteno), el tomate es un estimulante natural de las funciones inmunitarias, es decir, que aumenta las defensas antiinfecciosas del organismo.
  • Arteriosclerosis: Por su acción antioxidante, el tomate evita la oxidación del colesterol transportado por las lipoproteínas de baja densidad o LDL (colesterol malo), que da lugar al estrechamiento y endurecimiento de las arterias (arteriosclerosis). El tomate previene trastornos de la circulación arterial, incluida la angina de pecho y el infarto de miocardio.
  • Cáncer: Según estudios, además de proteger contra el cáncer de próstata, el consumo habitual de tomate previene igualmente el cáncer de boca, esófago, estómago, colon y recto. Es altamente protector en todo tipo de cánceres del aparato digestivo.

El tomate y el ácido oxálico

Durante mucho años se ha estado prohibiendo el tomate a los que padecen de cálculos renales, debido a su contenido en ácido oxálico. Esta sustancia junto con el calcio forman sales insolubles (oxalatao cálcico), las cuales precipitan en forma de cálculos o piedras.

Sin embargo, no hay razón para eliminar el tomate  de la dieta de los enfermos renales. Su contenido en ácido oxálico es muy bajo (5,3 mg/100 g), similar al de muchos otros alimentos e inferior al de la lechuga (17 mg/100 g), el té (83 mg/100 g) o las espinacas (779 mg/100 g).

Además, el tomate es un buen diurético y depurativo que facilita la función renal.

Bibliografía:





martes, 2 de agosto de 2016

Documental EXPEDIENTE CARNE

Nuevo Estilo de Vida
"Expediente carne" es un documental alemán que trata sobre el consumo de carne y sus consecuencias.

Este interesante documental habla sobre los efectos del consumo de carne en nuestra salud, en el clima, el hambre en el mundo, así como en el trato con los animales, que no dejará indiferente a nadie.

Las amplias repercusiones de cada eslabón de la cadena de aprovechamiento, desde la producción de carne hasta su consumo, se exponen y describen aquí de forma transparente y abrumadora.

Este documental contiene escenas que pueden afectar la sensibilidad del espectador.


Croquetas de zanahoria

Nuevo Estilo de Vida
Las croquetas constituyen un plato bien aceptado, especialmente por los niños y ancianos. Las elaboradas a base de zanahoria presentan interesantes beneficios para la salud, comparadas con las de carne o pescado.
En primer lugar, estas croquetas contienen muy pocas grasas saturadas. En segundo lugar, constituyen una buena fuente de beta-carotenos (provitamina A) y de fibraprocedentes de la zanahoria.
El beta-caroteno es necesario para el buen estado de la piel y de las mucosas. Además, es antioxidante que frena el envejecimiento prematuro y protege contra la arterioesclerosis y contra el cáncer.
INGREDIENTES
(4 raciones)
  • 250 g zanahorias
  • cebolla
  • 50 g deharina integral
  • 300 ml de leche, o leche vegetal (soja, arroz, avena...)
  • 1 huevo (opcional)
  • 50 g de pan rallado
  • Aceite y sal
Lavar, pelar y rallar la cebolla y las zanahorias. Calentar el aceite en una sartén y rehogar la cebolla hast que esté transparente. Añadir la zanahoria durante 5 min. Agregamos la harina, removemos y lo dejamos 2 min. más.

PREPARACIÓN 
Lo retiramos del fuego e incorporamos la leche fría poco a poco sin dejar de remover para que no salgan grumos. Lo ponemos de nuevo en el fuego y añadimos la sal. Lo dejamos en el fuego hasta que espese. Vertemos en un plato la masa y la dejamos enfriar. 
Una vez fría tomamos porciones y le damos forma de croqueta o cualquier otra forma que nos apetezca. Lo pasamos por el huevo batido y el pan rallado. Horneamos a 220ºC hasta que queden doraditas. También se pueden freír en una sartén.
Bibliografía:


domingo, 31 de julio de 2016

6 beneficios de beber agua templada

Nuevo Estilo de Vida
En Junio de 2016, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) alertaba de que las bebidas de más de 65 ºC pueden causar cáncer. En cambio, si se trata de agua templada o tibia, los beneficios para la salud son varios. Estos son los principales, según el portal Medical Daily:  

1. Favorece la digestión

Beber una taza de agua caliente por las mañanas sirve para eliminar las toxinas del cuerpo. El agua tibia ayuda a descomponer los alimentos en el estómago más rápidamente y hacerlos más digestibles. El agua fría, en cambio, tiene un efecto negativo: endurece las grasas de los alimentos consumidos y provoca que se acumule en el estómago. 

2. Combate el estreñimiento

Beber agua tibia o caliente con el estómago vacío ayuda a mejorar los movimientos intestinales, por lo que las comidas pasarán por los intestinos con mayor facilidad.

3. Alivia el dolor

Tanto el dolor de cabeza como el dolor menstrual pueden aliviarse gracias al agua tibia. Tiene un efecto calmante y relajante sobre los músculos abdominales, lo que puede proporcionar a su vez alivio para calambres o espasmos musculares. El agua tibia hace que mejore la circulación de la sangre y con ello se relajan los músculos contraídos. 

4. Elimina el exceso de peso

El agua templada aumenta la temperatura corporal, por lo que aumenta la tasa metabólica, de manera que se queman más calorías. Lo mejor es beberla por la mañana, incluso con limón, porque así 'ataca' al tejido adiposo y la pectina del limón tiene un efecto sacian. 

5. Mejora la circulación sanguínea

Los depósitos de grasa en el cuerpo se eliminan con un vaso de agua tibia. Esto limpia las toxinas que circulan por el cuerpo y así mejora la circulación sanguínea. 

6. Detiene el envejecimiento prematuro

Las toxinas son las que pueden provocar el envejecimiento. El agua tibia o templada las elimina y repara las células de la piel, haciéndolas más elásticas.

Más información:


jueves, 28 de julio de 2016

¿Cómo tener buena salud en 8 pasos?

Nuevo Estilo de Vida
En ocasiones se cree que los hábitos sanos son aburridos y difíciles de practicar. Sin embargo, cuidar la salud y adquirir hábitos saludables puede resultar divertido y creativo a la vez. En realidad se disfruta cambiando a un nuevo estilo de vida más saludable porque el cuerpo reacciona positivamente ante estos cambios con el tiempo.

Además de la alimentación, existen otros siete factores naturales que resultan decisivos para la salud. Aplicarlos es muy sencillo. Hacer de ellos la base de un estilo de vida saludable es algo ameno y gratificante. Veamos cuáles son:

Alimentación

Los efectos beneficiosos de una alimentación sana se ven potenciados por otros hábitos de salud que veremos a continuación. Todos ellos forman en conjunto un formidable programa de vida sana. La alimentación es el hábito que más influye en nuestra salud. No sólo el tipo de comida, sino también el momento y la forma de tomarla, afectan a nuestro organismo. La alimentación basada en alimentos de origen vegetal está ampliamente reconocida a nivel científico para disfrutar de una buena salud.

Aire

No podemos sobrevivir más de unos minutos sin aire. El oxígeno es imprescindible para la vida, y además es necesario para que las células puedan aprovechar los nutrientes que ingerimos. Por tanto, hay que respirar, respirar profundamente, y además aire puro. Para ello, es importante mantener una postura erguida para facilitar los movimientos de la respiración. Hay que procurar que el lugar de trabajo y dormitorio estén siempre bien ventilados, y aprovechar cuando salgamos a la naturaleza a respirar aire puro.

Agua

Nuestro cuerpo está formado en un 60% de agua. Todos los órganos están compuestos de agua, incluso los huesos, y es necesaria para que funcionen adecuadamente. Necesitamos agua por fuera y por dentro. Las recomendaciones indican que debemos beber al menos 8 vasos de agua (en verano más). Beber dos vasos de agua por la mañana en ayunas, no muy fría, hará que se limpie el estómago de la mucosidad producida durante la noche. Beber uno o dos vasos más de agua antes de la comida del medio día, y otros dos por la tarde. Debemos preferir el agua antes que cualquier otra bebida. Además, el agua aplicada exteriormente es necesaria para nuestra higiene, y también ha sido utilizada durante siglos como tratamiento a través de la hidroterapia.

Sol

Es la principal fuente de energía para nuestro planeta. La luz solar resulta imprescindible para la vida y la conservación de la salud. Gracias a ella, se produce en la piel la vitamina D. La radiación ultravioleta de la luz solar actúa como desinfectante, capaz de destruir numerosos microorganismos patógenos. Además, estimula todos los procesos vitales y tonifica el organismo. Se ha comprobado que en las épocas de invierno aumenta la frecuencia de las depresiones nerviosas. Sin embargo, se ha de tomar el sol con precaución, evitando pasar largas horas expuestos al sol.

Ejercicio físico

Nuestro cuerpo es una máquina diseñada para el movimiento. Al contrario que ocurre con las máquinas, la inactividad y el sedentario producen mayor desgaste que el ejercicio. Está comprobado que las personas que realizan al menos cuatro sesiones de ejercicio físico cada semana, de cuarenta minutos como mínimo, tienen menos riesgo de infarto y de enfermedades cardiovasculares. Además, el ejercicio combate la hipertensión y la obesidad, entre otros. El mejor ejercicio es caminar, que puede ser practicado por todos.

Descanso

La mayoría de los ataques cardíacos ocurren entre las nueve y las doce de la noche, y casi siempre después de un día agitado y de tensión, a lo largo del cual se han tomado varias tazas de café para mantener el ritmo, hasta que se sobrepasa el límite de la resistencia del organismo y se produce el infarto. Necesitamos que nuestro descanso sea reparador. Cuando dormimos, las neuronas se limpian de los desechos metabólicos que han ido acumulando durante el día. Todas las células de nuestro cuerpo necesitan un periodo suficiente de descanso cada día, que debe ser regular, de siete u ocho horas como mínimo en los adultos. Pero además del descanso diario, nuestro organismo necesita otros períodos de reposo: el semanal (un día por semana, como mínimo) y el anual. Algunas veces se ha intentado cambiar la duración de la semana. En tiempos de la Revolución francesa, movidos por el afán racionalista, quisieron crear semanas de diez días. ¿Acaso no sería más lógico? Pero el invento fracasó. Hay algo en el ser humano que le hace necesitar un descanso periódico cada siete días.

Abstinencia de tóxicos

El ser humano es el único ser vivo que destruye voluntariamente su salud con sustancias tóxicas. La nocividad del café, de las bebidas alcohólicas, y sobre todo del tabaco y de las drogas, ha sido suficientemente demostrada. Si queremos mantener una mente despierta y sana, debemos evitar cualquier sustancia que altere los delicados mecanismos de nuestro cerebro. Los estimulantes artificiales (cafeína, nicotina, alcohol, cocaína, etc.) obligan a nuestro organismo a funcionar en condiciones forzadas, lo cual predispone al envejecimiento prematuro y a la enfermedad. La salud es incompatible con el uso de drogas, sean legales o ilegales.

Buena disposición mental

Es necesario adquirir el hábito de tomarse las cosas con tranquilidad, de no angustiarse, de no guardar resentimiento contra los demás o contra uno mismo, de sonreír confiado ante los problemas de la vida. Se ha comprobado que esta actitud de equilibrio mental es un factor esencial para la salud. De hecho el cáncer afecta con más frecuencia a los depresivos y malhumorados. Conseguir esa paz mental en medio de tantas tensiones y problemas no es fácil. Muchos buscan ayuda en la fe, la oración o la meditación. La confianza y la fe pueden hacer mucho para alcanzar una buena disposición mental, una paz de espíritu, que ha demostrado científicamente beneficiar tanto a la salud mental como a la salud física. La persona creyente vive con esperanza,  con confianza en un ser superior y con un sentido de trascendencia.

"Elige lo mejor. El hábito pronto lo volverá agradable y fácil." Pitágoras, filósofo y matemático griego, Siglo VI a.C.

Bibliografía:

viernes, 15 de julio de 2016

Coca de trampó

Nuevo Estilo de Vida
La coca es quizá una de las comidas catalanas más universales. Consiste en una masa de pan, que puede ser dulce o salada, a la que se le añaden por encima múltiples ingredientes. En esta ocasión, aprenderemos a preparar una coca de trampó, de la gastronomía mallorquina.

La forma más conocida de hacer la masa de la coca de trampó es usando manteca de cerdo. Esta opción es la que utilizaban antiguamente las familias cristianas de la isla, sin embargo la población judía y musulmana la hacía con aceite de oliva. Por eso, hoy en día hay familias que emplean manteca de cerdo y otras que usan aceite de oliva, dependiendo de la herencia cultural que tengan.

Nosotros haremos versión judío-musulmana de la coca de trampó, para evitar el uso de manteca de cerdo. Además, la masa con aceite de oliva es más crujiente, suele estirarse de forma más fina y es más recomendable desde el punto de vista nutricional.

INGREDIENTES:

Para la masa:
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 100 gramos de agua
  • 20 gramos de levadura prensada fresca (se puede hacer la masa sin levadura, pero así queda más esponjosa)
  • 300 gramos de harina (puede usarse integral)
  • Sal
Para el trampó:
  • 75 gramos de pimiento rojo
  • 75 gramos de pimiento verde
  • 75 gramos de cebolla
  • 75 gramos de calabacín
  • 75 gramos tomates maduros
  • Un chorro de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de pimentón (al gusto)
  • Sal

PREPARACIÓN:

Se mezclan bien todos los ingredientes de la masa hasta obtener una bola homogénea. La dejamos reposar mientras preparamos el trampó.

Para el trampó sólo hay que cortar todas las hortalizas en cuadrados. Las metemos en un escurridor con un bol debajo, salamos y echamos el pimentón. Dejamos que el trampó suelte el agua para evitar que la masa quede húmeda.

Estiramos la masa con las manos o con un rodillo, hasta que quede de unos 3 milímetros de grosor. Engrasamos con una gota de aceite la bandeja del horno y colocamos la masa encima.

Colocamos las hortalizas troceadas encima y con un chorizo de aceite.

Horneamos 30 minutos a 200ºC. Se puede comer tanto caliente como fría. Además se conserva perfectamente de un día para otro.


INFORMACIÓN NUTRICIONAL: 
1 porción, aproximadamente 1/6 de la coca, usando harina integral, proporciona:
  • Calorías: 215
  • Proteínas: 5 gramos
  • Hidratos de carbono: 27 gramos
  • Grasa: 11 gramos
  • Fibra: 4,5 gramos
  • Colesterol: 0 gramos





Recomendamos:


martes, 12 de julio de 2016

¿Por qué vegetariano?

Nuevo Estilo de Vida
La alimentación vegetariana representa una manera eficaz y agradable de lograr un buen estado de salud, junto con otros hábitos saludables como hacer ejercicio físico, beber abundante agua pura, un buen descanso, etc. ¿Por qué vegetariano? La dieta vegetariana incluye una enorme variedad de alimentos que son deliciosos, saludables y satisfacen el apetito. En este tipo de dieta no se incluyen alimentos de origen animal, sin embargo sí que hay vegetarianos que añaden huevos y leche a su alimentación y reciben el nombre de ovolactovegetarianos. Por otra parte, los vegetarianos estrictos o veranos siguen una dieta basada en alimentos de origen vegetal exclusivamente.

Desde hace años se han realizado múltiples estudios sobre la dieta vegetariana, lo que ha llevado a que organismos oficiales la reconozcan como un tipo de alimentación muy saludable, siempre y cuando esté adecuadamente planificada. La Asociación Americana de Dietética (ADA) ha declarado que la alimentación vegetariana es saludable y nutricionalmente adecuada, y puede proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades, y que, además, las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital (embarazo, lactancia, niñez, adolescencia, etc.), así como para deportistas.

Algunos de los beneficios comprobados de la dieta vegetariana son:
  • Disminuye el colesterol.
  • Disminuye la hipertensión arterial.
  • Disminuye el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.
  • Disminuye el riesgo de padecer diabetes.
  • Disminuye el peso corporal.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer.
  • Aumenta los rendimientos en la actividad física.
  • Aporta todos los nutrientes necesarios.
  • Y un largo etc.
Algunos de los organismos oficiales que recomiendan una alimentación vegetariana son:
  • La Academia de Nutrición y Dietética Americana (Academy of Nutrition and Dietetics)
  • La Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN)
  • La Asociación Médica Británica (BMA, The British Medical Association)
  • La Asociación de Dietistas de Canadá (The Canadian Dietetic Association)
  • La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatric)
  • La Revista Americana de Nutrición Clínica (AJCN, American Journal of Clinical Nutrition)
  • La Asociación Americana de la Diabetes (ADA, American Diabetes Association)
Por ello, desde Nuevo Estilo de Vida queremos invitarte a hacer el cambio a una alimentación vegetariana y a una nueva experiencia de vida, más saludable y vital, y además queremos ayudarte y acompañarte en el proceso.

Bibliografía:


"Para conservar la salud, la fruta y las hortalizas frescas tienen que constituir la parte fundamental de nuestra alimentación." Mahatma Gandhi, libertador de la India, 1869-1948.


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib | Distributed By Blogger Templates